Si la gingivitis no se trata puede aparecer la periodontitis, una enfermedad crónica que debe ser tratada y controlada regularmente, pues en casos avanzados puede llegar a producir pérdida de piezas dentales y reabsorción ósea.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es la inflamación de las encías, que debido presencia a la de bacterias sangran pudiendo aparecer sensibilidad y molestias.

Normalmente el sangrado es mayor en el cepillado, y es una señal de que algo falla en la salud bucodental. Una correcta higiene y el tratamiento adecuado pueden controlarla, pero sin duda es necesario acudir a un dentista experto en periodoncia, para evitar que el problema se agrave.

Gingivitis-2

Si la gingivitis no se trata puede aparecer la periodontitis, una enfermedad crónica que debe ser tratada y controlada regularmente, pues en casos avanzados puede llegar a producir pérdida de piezas dentales y reabsorción ósea.

Se trata de una enfermedad que afecta a un gran número de población, y que puede ser contagiosa. Es importante identificar los síntomas y ponerse en manos de un buen profesional que diseñe el tratamiento adecuado.

Tratamiento

En su visita al dentista, el especialista comprobará el estado de las encías y la profundidad del espacio que hay entre el diente y la encía. También revisará si hay presencia de sarro (generalmente asociado a la inflamación de las encías) cuya localización pude ser de dos tipos:

– Supragingival, cuando se encuentra por encima de la línea de las encías.
– Infragingival, cuando se encuentra por debajo de la línea de la encías.

El segundo es más peligroso porque no se ve y la placa bacteriana se extiende más rápidamente. De ahí la importancia de un buen diagnóstico y el tratamiento adecuado, pues una simple limpieza dental no llega a esta zona de la boca y deja el foco infeccioso campar a sus anchas.

Gingivitis1-500x333

Para eliminar el sarro es necesario emplear técnicas profesionales para eliminarlo sin dañar el esmalte. Cuando el sarro está por debajo de la encía, se dificulta su extracción y en algunos casos es necesario realizar un curetaje dental. En ocasiones puede requerir la utilización de anestesia, si se tiene que acceder a una zona profunda ya que puede llegar a ser doloroso para el paciente.

Prevencion

Una correcta higiene bucal de al menos tres veces al día es esencial para prevenir la gingivitis y otras patologías dentales. Lo ideal es completarla con hilo dental y un enjuague o colutorio apropiado.

Otro requisito es acudir al dentista una vez al año para que haga una revisión y una higiene oral completa, que también es esencial. Al acumularse la placa bacteriana por una higiene deficitaria, se endurece, convirtiéndose en sarro; entonces sólo un profesional podrá eliminarlo.

gingivitis-lavar-dientes

Determinados alimentos, el tabaco, ciertos medicamentos y otras causas inherentes a cada paciente son factores que favorecen la acumulación de sarro, además de dañar nuestras encías. De ahí la importancia de una visita al dentista al menos una vez al año.

Prevenir esta enfermedad puede ser muy fácil si mantiene una higiene bucal adecuada y visita al menos una vez al año a su dentista. No olvide que su salud es importante y DentImplant se preocupa de ella